“Las universidades tienen un rol clave en el acceso al ecosistema emprendedor”

Graciela Gallo y Juan Pablo Luna (EAN).  Directores de la Diplomatura en Capital Emprendedor e Innovación Estratégica y autores del libro Incremental (Teseo) hablan sobre distintos aspectos de emprender en Argentina.

EAN: ¿Qué es un “emprendedor” en la visión de la Escuela Argentina de Negocios?

Graciela Gallo (GG): Emprendedor es aquel que está en una búsqueda  personal de realización e independencia. Generalmente personas con iniciativa que desean salir del esquema en el que están y cuyas motivaciones son variadas: cumplir un sueño, hacer un aporte a la sociedad, retomar un negocio familiar, satisfacer necesidades del mercado, generar modelos replicables con alto impacto social y ambiental, entre muchas otras. En la Universidad, emprender es una forma de generar ingresos mientras transcurre la formación académica y de ir abriendo puertas y posibilidades para la post graduación. EAN ofrece distintas actividades de vinculación, formación y acompañamiento para los alumnos y egresados que tienen la idea de hacer un emprendimiento o ya tienen los suyos funcionando.

Juan Pablo Luna (JPL): Entendemos este proceso en la Universidad en etapas diferenciadas que permiten dar un mejor asesoramiento según las necesidades de cada una de ellas: 1: Ideación; 2: Modelo de Negocios; y  3: Producto Mínimo Variable y/o Comercialización. Trabajamos en un círculo que se retroalimenta, los emprendedores EAN nivel 3 se convierten en mentores de los niveles 1 y 2, esto es algo muy valorado.

EAN: ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades que detectan en la práctica del emprendedorismo?

GG: La motivación de las personas que eligen este camino es una gran fortaleza para el éxito de las propuestas. En ese sentido, ponemos a las personas en el centro: aquellos que hacen lo que más les gusta seguro van a encontrar la manera de lograr buenos resultados, pero sin enamorarse a ciegas de sus ideas y siendo permeables a los aportes de los otros.

Una de las grandes debilidades que encontramos es la mirada parcial que aparece con frecuencia en los emprendedores. Se acercan buscando financiamiento para empezar con una idea a la que no le han podido dar forma, no la han validado, y sobre la que no han pensado una estrategia para el negocio.

En EAN, y en la Diplomatura en Capital Emprendedor que estamos llevando adelante en la institución, trabajamos en el sentido amplio del desarrollo emprendedor. Analizamos cada caso con sus particularidades, fomentamos la formación de equipos interdisciplinarios que ayudan a mejorar los proyectos y acompañamos en la consolidación de alianzas estratégicas necesarias para un crecimiento con bases sólidas.

EAN: ¿Por qué es importante la profesionalización en esta área? 

GG: Hasta los emprendimientos más complejos y exitosos en algún momento reconocen que les falta orden, que necesitan herramientas y que intercambiar experiencias con otros les vendría muy bien. Profesionalizar estas iniciativas complementa y potencia el negocio. El hecho de compartir espacios de formación motiva mejoras y nuevas ideas. A esto le sumamos formadores muy especializados y tutores que se vuelven expertos de cada iniciativa, que están atentos a las oportunidades y que no dudan ni un segundo en tender puentes para vincular personas que pueden crear grandes cosas. Nuestro propósito es que todos logren mejorar, afinar, apuntalar e enriquecer aquello que traen al Centro de Emprendedores (CE) como iniciativa.

EAN: Teniendo en cuenta sus experiencias a nivel nacional ¿Cómo ven la cultura emprendedora en el país?

GG: Hay un auge actual que remite a varios años de trabajo de muchos organismos públicos y privados, pero hay que tener cuidado, no sea cosa que se genere una desviación de los objetivos para los cuales estamos trabajando. En este sentido, pienso especialmente en el desarrollo de un país que en muchas regiones carece de oportunidades reales para su gente. Brindar espacios de trabajo conjunto, de reflexión y hacer que los emprendedores y las instituciones se vinculen es un gran aporte que podemos realizar los facilitadores de proyectos y las Universidades. También potenciar programas y políticas publicas acordes, es clave para estos objetivos.

JPL: El trabajo sostenido de muchas organizaciones públicas, privadas y de tercer sector logró consolidar una red de instituciones del ecosistema emprendedor nacional que facilita el proceso de creación de nuevas empresas en el país. Sin embargo, las posibilidades de acceso a esa red de apoyo no están suficientemente distribuidas, por lo que queda aún mucho trabajo para facilitar la iniciativa emprendedora en diversos contextos. Las universidades juegan un rol clave en esa tarea.

EAN: ¿Cuáles son los programas de financiamiento a los que pueden acceder los emprendedores? 

GG: Realizamos varias actividades durante todo el año, algunas se articulan con el área académica de EAN para fomentar el emprendedorismo (participación en asignaturas de carrera, realización de Ideatones, entrevistas personalizadas, espacios de mentoreo y exposición de casos, entre otros). Hacia la comunidad, el CE organiza eventos y charlas abiertas que permiten un mayor alcance de las acciones y el armado de una red de trabajo que articula distintos actores.

JPL: La industria del capital emprendedor se desarrolló fuertemente y logró en Argentina y Latinoamérica un fuerte grado de especialización. A partir de la sanción de la Ley de Apoyo al Capital Emprendedor se facilitaron los procesos de inversión pública y privada en nuevas empresas, y se generaron estímulos para que personas y empresas aporten capital a proyectos con potencial.

GG: El CE de EAN es también Incubadora de SePyME, por lo que acompañamos a los emprendedores en las presentaciones a las distintas fuentes de financiamiento de este organismo. También brindamos orientación para participar de concursos y de otras líneas que puedan surgir desde instituciones bancarias, fundaciones y/o entidades gubernamentales.

JPL: Pero más allá de las vías tradicionales de capitalización, lo que buscamos desde EAN es consolidar proyectos que resulten interesantes para la vinculación con Clubes de Inversores, Inversores Ángeles, Fondos de Inversión y Aceleradoras de Negocio. Los vínculos institucionales que generamos desde la Universidad nos acercan una red de contactos que facilta la profesionalización y capitalización de los proyectos emprendedores con los que trabajamos.

 

(*) Incremental se encuentra disponible en Teseo  

Ver Nota en el Enlace original.  

Leave a Reply

Top